Hacienda está inspeccionando los pagos realizados por los Clubes a intermediarios.

Posted on Posted in Actualidad

Resulta habitual en el mundo del fútbol profesional, en la realización de un traspaso de un jugador, que el Club de destino asuma, en su totalidad o en parte, el pago de la remuneración del representante del futbolista derivado de la intervención en la citada operación., la habitualmente denominada comisión.

Partamos del concepto de agente o representante. El nuevo Reglamento de Agentes FIFA que entró en vigor el pasado 1 de abril de 2015, vino a establecer una nueva regulación para estos profesionales del mundo del fútbol. Entre sus principales novedades, se encontraba la unificación de la figura de representante o agente en una sola denominación (intermediarios), nuevas normas para el Registro de éstos, la regulación de la contratación de estos profesionales por clubes o jugadores, el establecimiento de garantías en cuanto a su formación, la recomendación de que la remuneración del agente no superaran el 3% de los ingresos brutos (toda vez que en la práctica éstos suelen oscilar entre un 10-20%), al margen de otras importantes normas en relación con los menores.

En este marco legal se encuadraba la operación habitual en un traspaso: jugador de fútbol profesional, que a través de la intervención de su representante, es contratado por un Club. Estos Clubes en el marco del acuerdo contractual y salarial con el jugador, establecían un reparto del pago de la remuneración del agente o representante (hoy intermediario), el cual podía oscilar en torno al 50% del importe total de la comisión a percibir por aquél, existiendo casos en el que el pago era incluso del 100%.

Los Clubes de fútbol, al tratarse de una comisión, facturaban dicha cantidad como una prestación de servicios al intermediario o agente, lo que determina que el importe a pagar, estuviera gravado con el IVA (21%) menos la retención que procediera, deduciéndose en fases posteriores el Club ese IVA soportado con las afecciones además en su Impuesto de Sociedades. La otra cantidad, el futbolista la liquidaba a su agente según el tipo de contrato que tuviera suscrito con éste, normalmente bajo la forma de un contrato de mandato o de prestación de servicios.

Pues bien, la AEAT, la cual había venido admitiendo ésta formula, ha procedido a modificar el criterio sobre estas operaciones, al considerar que el pago que hacen los Clubes de esta cantidad, es un importe que en todo caso deberían de abonar los jugadores y no los Clubes, y si lo efectúan lo hacen como parte de pago de su salario en el contrato suscrito con el Club, con lo cual su tributación no es por IVA al 21% sino por IRPF e IRNR (Impuesto Renta No Residentes), a un tipo mucho mayor que en el caso de los deportistas profesionales puede llegar a alcanzar y oscilar en cantidades cercanas o superiores al 50% según los casos. Por tanto la AEAT ha fijado que la remuneración del agente tiene que ser abonada por el jugador, y si el Club lo asume, será siempre como parte de pago de su salario.

Una de las claves del problema parece encontrarse en determinar el concepto y la realidad por el que el Club pagaba al representante del Jugador. No parece ser objeto de discusión las actuaciones de los Clubes que contrataban efectivamente a un intermediario para realizar la búsqueda o contratación de un jugador (Club → Intermediario → Jugador o su representante) y liquidaban sus servicios por dicha intermediación, la cual debería de estar perfectamente regulada y determinada en el contrato que suscriban, a los efectos de concretar el hecho imponible y su encuadre en una prestación de servicios. Si son objeto de revisión y análisis los pagos realizados por los clubes a los representantes en pago de todo o parte de la comisión que les correspondía pagar a los jugadores por la intervención en ese contrato.

Según este criterio, la AEAT ha realizado revisiones de los pagos efectuados por estos conceptos, habiéndose detectado un desfase, según publican distintos medios informativos, cercano a los 50 Millones de euros en comprobaciones que se están realizando a clubes como el Real Madrid, FC Barcelona, Valencia CF o Sevilla FC y las cuales a la fecha están en fase de reclamación y recursos, sin que se haya decretado la firmeza de ellas, con lo cual la última palabra la tendrán los tribunales.

Por ello, desde C.L.C. SPORT MANAGEMENT recomendamos la perfecta redacción y clarificación de los contratos de los Clubes con los intermediarios, y por supuesto de los jugadores con sus agentes o representantes, así como un adecuado asesoramiento fiscal previo de la operación que permita prever estas situaciones y por supuesto realizar lo necesario para prevenirlas. Iremos profundizando en próximos artículos sobre este tema.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *